Códigos QR en educación

Códigos QR en educación

Cada día se escucha hablar más sobre la posibilidad de emplear los Códigos QR en Educación. Desde hace ya tiempo algunos profesores los utilizan con buenos resultados mientras que otros los miran con recelo. Trataremos de explicar qué son, ver qué podemos hacer con ellos en el aula y reflexionar sobre sus ventajas o desventajas.

Los Códigos QR  “Quick Response ” o “Código de Respuesta Rápida”  fueron creados en 1994 por la compañía japonesa Denso Wave, subsidiaria de Toyota. Se trata de un sistema para almacenar información en una matriz de puntos o un código de barras bidimensional. Se caracterizan por los tres cuadrados que se encuentran en las esquinas y que permiten detectar la posición del código al lector. Sus creadores, Euge Damm y Joaco Retes, aspiran a que el código permita que su contenido se lea a alta velocidad, de ahí su nombre.

Inicialmente se utilizaron para registrar repuestos en el área de la fabricación de vehículos. Pero hoy día tienen miles de aplicaciones gracias a la inclusión de software capaz de leer los códigos QR en los smartphones, PC o tablets.

Existen varias aplicaciones gratuitas que nos van a permitir crear y leer este tipo de códigos. Para generar códigos QR os podemos recomendar estas tres páginas web gratuitas:

Cada una nos permite generar códigos QR con la información que necesitemos, además alguna de ellas nos permitirá incluso personalizar más nuestro código QR pudiendo elegir colores, fondos, etc.. Para leer estos códigos existen multitud de aplicaciones gratuitas disponibles para los teléfonos móviles, que son capaces de capturar la imagen a través de la cámara.  Sin embargo para leer directamente desde el ordenador no existe tanta variedad.
Los usos de los códigos QR se han multiplicado y el ámbito educativo ya ha encontrado usos que darle. Al ser un sistema de almacenamiento de información pueden servir para ampliar una materia u ofrecer la bibliografía de una asignatura. La gran innovación de los códigos QR consiste en conectar objetos reales con cualquier contenido web. Los dispositivos móviles son capaces de leer desde cualquier superficie (papel, pantalla…) estos códigos, así un contenido en papel es capaz de convertirse en multimedia través de un smartphone por ejemplo.
Existen varios proyectos educativos basados en los códigos QR, un ejemplo es QR Edu, diseñado por Itinerarium, se trata de es una plataforma dirigida al profesorado para que pueda generar actividades educativas y lúdicas con sus alumnos.
Debemos tener en cuenta que la implementación de una nueva tecnología en el aula se debe realizar paulatinamente y su consolidación se logra de forma lenta. El principal uso que le podremos dar a esta tecnología en el aula consiste en vincular contenidos educativos en formato papel a recursos de internet, por ejemplo:
  • información adicional sobre un tema
  • lista de material para un trabajo
  • cuestiones o problemas
  • accesos a recursos didácticos
  • demostraciones de problemas o experimentos
  • mapas, localizaciones
  • recursos bibliográficos
  • vídeos, audios,
  • etc…
Todas estas aplicaciones son directas para su uso en el aula, además la utilización de estos códigos presenta la ventaja de su gran practicidad y ahorrador de tiempo en el aula, pues con sólo capturar una imagen conseguimos acceder a toda la información  de una forma simplificada, rápida y reduciendo posibles errores de escritura y/o copia.
Los códigos QR son una herramienta didáctica que ha demostrado su validez en dos funcionalidades bien definidas: proporcionar una información contextualizada o como respuesta a una duda-acertijo-problema y transformar una ficha impresa en papel en un documento multimedia. Sin embargo, estas aplicaciones pueden ser el preludio de otras aplicaciones que proporcionen al alumnado una mayor interactividad.
Un primer paso para introducir esta tecnología en el aula puede ser el direccionamiento con un código QR a una web dinámica, una web que vaya cambiando sus contenidos. Esto proporciona que la respuesta ante la lectura del código no sea totalmente previsible, pero el papel del alumno sigue siendo el de receptor de información. Es conveniente, como en cualquier otra actividad, que el alumno pueda interactuar de alguna forma, por ejemplo con su con su teléfono móvil o tablet, para que su acción provoque un cambio significativo en el mundo virtual.
Como vemos esta tecnología es una forma práctica de agrupar información y obtenerla. Su éxito radica también en el hecho de tratarse de una tecnología abierta y a su posibilidad de uso en dispositivos móviles. Existen multitud de posibles aplicaciones para su uso en el aula y sin duda puede ser otra forma de captar la atención de los alumnos y conseguir su motivación tanto para actividades educativas como lúdicas (por ejemplo una ruta por un lugar de interés, donde cada código QR nos de información de cada lugar y una pista para llegar al siguiente punto).
Hasta aquí nuestro comentario sobre los códigos QR, esperamos que os haya servido de ayuda para conocerlos mejor y probarlos con vuestros alumnos.
Si quereis algún tipo de información adicional no dudéis en dejarnos un comentario y os responderemos lo antes posible!

 

 

 

 

 

 

3 Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR